Show simple item record

dc.contributor.authorVillena Ferrer, Jaime
dc.date.accessioned2022-06-15T15:48:14Z
dc.date.available2022-06-15T15:48:14Z
dc.date.issued2022
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10578/30209
dc.description.abstractLa práctica agrícola de acolchado del suelo con polietileno (PE), pese a las innegables mejoras que supone para los cultivos, conlleva un importante problema de contaminación ambiental. Además de su origen petroquímico, el polietileno necesita mucho tiempo para degradarse, de modo que su uso genera un importante volumen de residuos dada la dificultad de su retirada del suelo y el posterior reciclaje tras la cosecha. Como respuesta a este problema, desde los últimos años del siglo XX se han formulado y analizado en mayor o menor detalle materiales para acolchado de distinta naturaleza y características como alternativa al polietileno, más respetuosos con el medio ambiente, y en general han mostrado un comportamiento satisfactorio en relación a los parámetros que definen el efecto herbicida y la producción de los cultivos, fundamentalmente. La presente investigación aborda diversos aspectos relacionados con el uso de diferentes materiales de acolchado en un cultivo de pimiento para consumo en fresco en Ciudad Real (Castilla-La Mancha), durante cuatro campañas consecutivas. Los tratamientos ensayados incluyen polietileno y testigos sin cubierta (desherbados y sin desherbar), diferentes bioplásticos a base de almidón (maíz y patata) y de ácido poliláctico, y papeles para acolchado. La investigación de campo se complementa con el estudio, en condiciones controladas de laboratorio, de la degradación de distintos materiales plásticos a través de su peso, superficie y disgregación (número de fragmentos), en dos suelos de diferentes características (texturas franco-arenosa y franco-arcillosa). El diseño experimental en campo consistió cada año en cuatro bloques en los que se aleatorizaron los diferentes tratamientos, controlándose aspectos relativos al proceso de degradación de los materiales, tanto de su parte expuesta como enterrada, y a su efecto sobre la temperatura del suelo, control de malezas y parámetros relativos a la producción cuantitativa y cualitativa de los frutos. Se ha podido constatar que la parte expuesta del PE y de los papeles permanece prácticamente intacta o poco deteriorada hasta el final del ciclo, mientras que los plásticos biodegradables sufren un mayor deterioro, mucho más acusado cuando no están protegidos por el cultivo. Sin embargo, la parte enterrada de los papeles sufre una rápida y total degradación, lo que limitaría su uso en zonas ventosas. En cuanto a las variables térmicas consideradas (temperatura de suelo máxima, mínima y media, amplitud térmica e integral térmica), el PE presenta una pronunciada respuesta en todas ellas (a excepción de la amplitud térmica), seguido de los bioplásticos y papeles, obteniéndose las mayores producciones comerciales en las campañas con menores registros de temperaturas elevadas. En relación al control de malezas ejercido por los distintos materiales, todos ellos, en general, presentaron una buena respuesta a este parámetro, con eficacias próximas al 100%, similares a las obtenidas con el PE, si bien hay que prestar especial atención a aquellos materiales que pudieran sufrir una degradación temprana. Igualmente, los distintos materiales de acolchado ensayados mostraron una buena respuesta productiva, equiparable a la obtenida en el PE, aunque experimentaron una importante disminución de la producción comercial y un aumento de la fracción destrío en condiciones de temperaturas elevadas de forma continuada, como especialmente ocurre en el caso del PE. En relación a la calidad de los frutos, el testigo desherbado sin acolchar produjo los frutos de mayor tamaño, peso y grosor del pericarpio. En base a un estudio conjunto sobre la respuesta productiva, de calidad de los frutos y de control de malezas, destaca la desvinculación del testigo desherbado del resto de tratamientos, así como la similitud de los materiales a base de almidón de patata, y especialmente entre PE y el material a base de almidón de maíz, lo que definiría a estos dos últimos como materiales de acolchado intercambiables. En condiciones de laboratorio, la degradación de los plásticos biodegradables se produce antes en el suelo con mayor contenido en arcilla que en el suelo más arenoso, siendo más rápida la descomposición de los materiales con base de almidón, especialmente de patata, que la de los constituidos por ácido poliláctico. Se han establecido modelos óptimos de degradación en ambos tipos de suelo -modelos exponenciales (almidón de patata) y de tipo sigmoide (almidón de maíz, ácido poliláctico)-, ambos con pendientes más acusadas en el suelo con mayor contenido en Arcilla.es_ES
dc.formattext/plaines_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.publisherUniversidad de Castilla-La Manchaes_ES
dc.rightsinfo:eu-repo/semantics/openAccesses_ES
dc.subjectAgriculturaes_ES
dc.titleEvaluación de acolchados biodegradables de distinta composición en cultivo de pimiento (Capsicum Annuum l.) Para consumo en fresco.es_ES
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/doctoralThesises_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record